MonsterCurves: la combinación perfecta